BENJACARRERES

FILFERRO

Me encanta reencontrarme con el alambre olvidado y esbozar figuraciones filiformes, tal y como Giacometti sintetizaba el cuerpo humano, a mitad camino entre el ser y la nada. Son devanados rápidos y ahusados que se convierten en largas extremidades, donde una simple espira adquiere el carácter de un rasgo semblante.
En ocasiones, y sin poder evitarlo, la figuración reclama interactuar con el objeto más cotidiano, tal vez, buscando la armonía de nuestras miradas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad